No es cuestión de amar despacio

No es cuestión de amar despacio
no es cuestión de amar con miedo
no es cuestión de amar con cautela
tampoco de amar midiendo.

No consiste en calmar ganas
ni tampoco en lucir egos
no consiste en aferrarse
al amor que se está yendo.

Es cuestión de abrir las alas
de entregarse a lo sincero
de abrir el alma a la vida
y dejar que entre lo nuevo.

Es cuestión de dar quebrada
al insomne envuelto en frenos
al que tiene miedo al salto
pero añora estar en vuelo.

No es cuestión de amar despacio
no es cuestión de amar fingiendo
vaciar para entregarse
y dejar que entre lo nuevo.


 

Extraído del Disco Libro de Nanas “En el Corazón de la Hembra Maga” de Julián Bozzo

Próximamente a la venta.

+ info en http://www.mundoaladuria.com

Cuando sólo eras un sueño

– Cuando sólo eras un sueño –

Hace tiempo que te imagino,
muchos más años de los que crees.
Antes de conocer a tu madre,
antes, mucho antes,
ya te soñaba.

Era en la década de mis 20.
Tú aún no existías,
sólo lo hacías en mis sueños.

Llevas viva muchos años,
más de lo que imaginas.
Siempre estuviste deambulando
por mis mente y mis palabras.

Te imaginaba jugando en el salón,
diciendo mi nombre,
agarrándome la mano.

Me imaginaba enseñándote la vida,
paseando por el bosque,
tocando el piano,
sintiendo el mar.

Hace tiempo que te imagino,
muchos más años de los que crees.

*De mi próximo disco-libro de nanas ” En el corazón de la Hembra Maga”

Ilustración de Claudia Tremblay

Abuela, cuéntame la historia del mar.

Abuela, cuéntame la historia del mar.

¿Es verdad que de noche el sol se duerme adentro? ¿Es verdad que se abrazan tan fuerte que de azul festejan su despertar?

¿Es verdad que las olas están hechas de la alegría de los peces y que, cada vez que bailan, sube la marea?

Abuela, cuéntame la historia del mar.

Cuéntame de cuando tú eras sirena y yo tan sólo un destello en el cielo viajando entre las nubes y me buscabas con tu voz y yo jugaba a descender y tú jugabas a volar.

Abuela, cuéntame de papá.

¿Es verdad que él también fue un día destello y que un día le soñaste tan fuerte que brotó dentro de tu pancita como yo broté en la barriga de mamá como también brotan los deseos en el corazón del mar?

Abuela, cuéntame del mar.

¿Es verdad que no termina? ¿Es verdad que es infinito? ¿Es verdad que siempre baila? ¿Es verdad que siempre abraza, que es un manto generoso y tiene corazón de hogar?

Abuelita… Una pregunta:

¿Tus manos y tu mirada, tu alma y tu cuerpo entero… Están también hechas de mar?

 


 

Extraído del Disco Libro de Nanas “En el Corazón de la Hembra Maga” de Julián Bozzo.

Próximamente a la venta.

+ info en http://www.mundoaladuria.com

Bebe hija de mi alma.

Tu madre tiene un radar,
un hogar en las mejillas,
besos que asoman de puntillas
de entre la noche cerrada.

Expuesto, su cuerpo se ofrece
y brota de su pecho un lazo
miel de madre en puro abrazo
que alimenta el alma entera.

Bebe, hija de mi alma,
florecita de mi vientre,
mientras mi voz te acaricia
y tus párpados se duermen.

Bebe, hija de mi alma;
Toma, de mi centro, todo.
Darte vida me enriquece,
darte me llena de todo.

Bebe, hija de mi alma,
siente este calor hundido.
Cuando los cuerpos se mecen
y nuestro abrazo es un río.

Bebe, hija de mi alma,
Toma, de mi centro, todo.
Darte vida me enriquece,
darte me llena de todo.

Extraído del Disco Libro de Nanas “En el Corazón de la Hembra Maga” de Julián Bozzo

Próximamente a la venta.

+ info en http://www.mundoaladuria.com

Ilustración de Alba La pintora de Somnis