Déjalo estar. Sumérgete en la depresión, en la abisalia de tu alegría. Empápate, siente la vida trascendiendo. Siente lo que no nos ensañaron a ver y no lo juzgues. Solo observa y siente como tu cuerpo tiembla, como tus castillos se alejan y el cielo se viste de negro.

Siente la lágrima explotando en el centro de tu alma

y déjate rebosar por ella

déjate hermanar por la duda

La sombra solo refleja lo que tu luz proyecta.

***

Llega la noche del alma

con luz de luna inquieta

que unas veces alumbra

y las otras se queda ciega.

 

Caigan gotas en mi rostro

y se inunde mi cuerpo de miedo

temblar hace al hombre entero

y a su mirar profundo.

 

No buscaré cobijo

ni pediré consejo al llanto

Ya se que no hay camino

si no empiezo a transitarlo.

 

Y habrá pasos en falso

golpes, gritos y lloreras

como un animal asustado

silencio me haré en la tierra.

 

Y la noche en sus secretos

me traerá pronto la respuesta

Más vale un mes bajo la lluvia

que una vida en la tormenta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s